Libertad en Europa

JandeGroof_interiorEn Amberes, uno de los puertos más importantes de Europa gracias al río Scheldt y conocida como la “capital mundial de los diamantes”, tiene su sede la Asociación Europea de Política y Legislación Educativa, cuyo presidente, el profesor Jan de Groof, tuvo la amabilidad de recibir a Escuelas Católicas para mantener una entrevista sobre el tema central de nuestro próximo Congreso “Sabemos educar. Libertad y compromiso” que se celebrará en Madrid la próxima semana.

Nadie más indicado que él para darnos una visión de la evolución del concepto de libertad de enseñanza en los últimos años y para tomar el pulso al momento actual. Licenciado en Derecho en la Universidad de Amberes y en Derecho Canónico en la Universidad Católica de Lovaina, defendió su tesis doctoral en ésta última sobre “El derecho a la libertad de enseñanza”, estando considerado hoy en día como el jurista europeo con más autoridad en la materia. Fue Jefe del Gabinete del Ministro flamenco de Educación de 1985 a 1988. Actualmente, es profesor del Colegio de Europa en Brujas (Bélgica) y de la Universidad de Tilburg (Holanda), Comisario de Universidades en la comunidad flamenca de Bélgica, además de fundador y editor de la revista European Journal of Education Law and Policy (EJELP) y Presidente del equipo editorial de Legislating for Higher Education in Europe, publicación del Consejo de Europa.

Pregunta.- En nuestro próximo Congreso vamos a hablar de libertad de enseñanza, ¿cómo ha evolucionado el concepto de libertad de enseñanza en los últimos años?
Respuesta.- El concepto de libertad de enseñanza tiene una evolución bastante interesante, percibiéndose últimamente un interés muy elevado hacia la enseñanza no estatal y, especialmente, hacia los centros de iniciativa social confesionales.

Uno de los motivos principales es, en mi opinión, la falta de capacidad de los Estados para garantizar el derecho de elección, lo que conlleva una necesidad de confiar en otros actores (que no es el sector privado con fines económicos), sino, fundamentalmente, los colegios independientes no estatales, confesionales, sin ánimo de lucro, con una clara misión, visión y valores.

La necesidad de pluralismo es un segundo motivo, ya que la diversidad de la sociedad debe tener su reflejo y su presencia en la educación, garantizando así la equidad y la calidad, ya que el monopolio juega siempre en contra de la calidad.

Pero no hay que olvidar un riesgo que acompaña a esta opción: la interferencia del Estado, consecuencia de la subsidiaridad y de la financiación pública de los centros privados, puede afectar a la identidad y carácter de los mismos. El sistema de conciertos debe permitir a los centros católicos mantener su identidad católica y garantizar su autonomía, debiendo los legisladores interferir lo mínimo posible en educación, tanto en los centros públicos como independientes. Se debe caminar hacia una situación que permita equilibrar la responsabilidad del Estado para garantizar la equidad y la calidad y, por otro lado, posibilite a los centros católicos mantener su especificidad e identidad.

P.- ¿Qué referencias existen en el derecho internacional para apoyar la libertad de enseñanza?
R.- El derecho a la educación está claramente articulado en la Declaración Universal de Derechos Humanos y desarrollado en la Convención Internacional de derechos económicos, sociales y culturales, además de en numerosos tratados internacionales y regionales.

No obstante, los hechos reales del día a día muestran que todavía queda un largo camino por recorrer y que millones de niños y adultos carecen de este derecho. Los estados deberían poner en marcha acciones normativas para permitir a niños y jóvenes completar la enseñanza obligatoria y poder hacerlo en un marco de libertad.

P.- ¿En qué país se da en mayor grado la libertad de enseñanza?¿Por qué?
R.- En mi libro “Finding the Right Balance: Freedom, Autonomy and Accountability in Education”, escrito en colaboración con el Profesor Charles Glenn (USA-Universidad de Boston), incluyo unos cuadros comparativos de 28 países con indicadores sobre tres grandes aspectos clave: libertad, igualdad de trato y autonomía. En la nueva edición de esta obra, que ya está en elaboración, se incluirá una comparativa de hasta 80 países.

Centrándonos en la libertad de enseñanza (derecho de elección de centro, independientemente del lugar de residencia, derecho de objeción de determinadas asignaturas por razones pedagógicas o filosóficas, autonomía de los centros para establecer su propio currículo, etc.), considero que los países más destacados son Bélgica, Austria, Dinamarca, Inglaterra y Gales y Nueva Zelanda.

P.- En el momento actual, ¿considera que pluralismo y libertad de enseñanza están en juego?¿por qué?
R.- El concepto de pluralismo es básico en la política educativa europea y en la sociedad civil. Pero estamos presenciando fuertes movimientos que hacen una interpretación muy estrecha de este concepto y tratan de limitarlo.

Hay una interpretación secular y laica del concepto de pluralismo, de la que soy muy crítico, que lleva a rechazar la dimensión religiosa en la educación por no considerarla determinante en este ámbito, reservándola al ámbito privado. Esta interpretación negativa la estamos viendo en Francia y Turquía.

La interpretación rica y responsable del pluralismo lleva a confiar en las asociaciones católicas y confesionales, a fomentar la cooperación Iglesia-Estado y a tratar de incorporar a los centros de iniciativa social como contribución positiva al interés público, destacando su papel en la sociedad.

P.- Pluralismo y libertad son dos conceptos que no podemos separar, ¿cómo contribuye la escuela católica al fortalecimiento de ese pluralismo? ¿Cómo ve la escuela católica española en el contexto europeo?
R.- En Europa, la diversidad forma parte de su cultura y debe estar presente en la educación. Las escuelas católicas, en su mayoría, son inclusivas y no exclusivas. No discriminan a las familias por su renta e ingresos económicos. No son en general elitistas. Su presencia en educación es fundamental. Y también las de otras confesiones, como las protestantes, de fuerte implantación en los países escandinavos o anglosajones.

JandeGroof_interiorI

P.- ¿Cómo funciona la complementariedad de redes en su país, en Bélgica? ¿Ha mejorado el conjunto del sistema educativo?
R.- Definitivamente, sí. El ejemplo belga es muy positivo. En una Conferencia Internacional organizada recientemente por la Facultad de Derecho de Sao Paulo (Brasil) sobre “El derecho a la educación y los derechos en educación”, uno de los ponentes, un prestigioso profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Lisboa, destacó la constitución belga como la normativa europea con mejor articulado en materia de libertad de enseñanza.

Tuve la oportunidad de formar parte del grupo de trabajo que revisó la Constitución de 1988 y destacaría la excelente regulación en igualdad de oportunidades e igualdad de trato. La garantía de la libertad de elección, el papel de los padres y la obligatoriedad de la enseñanza moral y religiosa son también otros fuertes pilares que pueden servir de inspiración a otras normas internacionales.

El sistema belga garantiza totalmente la igualdad de oportunidades y la libertad de enseñanza, tanto en la comunidad francesa como en la flamenca. La totalidad de los centros públicos y privados están financiados con fondos públicos, siendo un 75% de ellos centros católicos. Está regulada igualmente en la constitución la prohibición de pagar tasas por escolaridad en los colegios y determinada por la normativa la cantidad a pagar por las actividades extraescolares.

Este pluralismo, entendido en su vertiente positiva, favorece la competencia y la calidad y tiene su reflejo en los buenos resultados de los centros de la comunidad flamenca en PISA. Calidad y pluralismo van de la mano.

Esto contrasta con el contrato de asociación de Francia y el concierto en España, que son insuficientes para garantizar totalmente la libertad de enseñanza.

Esto no quiere decir que no surjan en mi país problemas o dudas en su aplicación práctica. La libertad conlleva tanto la no discriminación de los centros católicos como la de los alumnos y profesores no cristianos en centros católicos.

P.- En la Resolución Luster de 1984 se daban recomendaciones a los Estados miembros para garantizar la libertad de enseñanza en el contexto europeo. ¿Qué ha pasado desde entonces?
R.- Yo confiaba totalmente en la oportunidad que brindó esta Resolución para avanzar en la libertad de enseñanza. Sin embargo, la reciente normativa emanada de las diversas instancias europeas e internacionales refleja una evolución negativa de dicha Resolución y muestra un panorama desolador: el texto del punto 5 de la Resolución 1904, aprobada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, supone un fuerte retroceso en materia de libertad de enseñanza, al incluir una interpretación muy regresiva y muy estrecha del concepto de subsidiariedad, que supone una vuelta a lo que se entendía como subsidiario en los años sesenta. Considero un desastre y un fracaso mantener actualmente la idea de que la enseñanza privada solo está indicada cuando no haya oferta pública.
Se ha perdido una gran oportunidad de avanzar en la libertad de enseñanza. Y, además, creo que es dramático que no haya habido grandes reacciones. Por lo que mi percepción no puede ser más que pesimista.

Ahora más que nunca hay que dar argumentos jurídicos en favor de la necesidad de garantizar la libertad de enseñanza, la igualdad de oportunidades en la elección de centros y la financiación de centros de iniciativa social. Es necesaria una aproximación global europea y una cooperación con las agencias nacionales para denunciar esta situación.

P.- ¿Cómo ve el futuro de la libertad de enseñanza en Europa?
R.- Tengo una gran sensación de escepticismo y de frustración por el retroceso del concepto de la libertad de enseñanza y por la oportunidad perdida.

Hay que estar alerta y vigilantes, es necesario tomar conciencia y defender este derecho, promoverlo como necesidad básica que garantice la calidad, el cumplimiento de los derechos humanos en y a través de la educación y la equidad e igualdad de oportunidades. Si no promovemos una seria reflexión desde la interpretación positiva del pluralismo, la secularización crecerá más y más y las tendencias secularistas y laicistas se extenderán por Europa.

P.- Por último, a su juicio, ¿qué no debe faltar para que exista libertad de enseñanza?
R.- En primer lugar, sin duda, es imprescindible determinar el sentido y la misión de las escuelas católicas. Visibilizar los hitos, los fundadores, la identidad, el carácter, todo ello desde un enfoque práctico.

En segundo lugar, urge definir cómo obligarse y cómo responder a esa misión como titular, equipo directivo, profesor y padre. Y como sociedad.

En tercer lugar, considero fundamental cooperar con otras escuelas católicas fuera de España que compartan la misma idea de libertad y autonomía. Un enfoque europeo conjunto, resultado de una cultura europea común y de una interpretación positiva del pluralismo, es muy favorecedor.

Es prioritario también dedicar más esfuerzo para lograr dar valor y visibilidad a los derechos e intereses de las escuelas católicas. Es necesario resaltar y repensar los derechos fundamentales, concienciándose de la necesidad de su defensa, y tener presente la jurisprudencia sobre la materia, exigiendo a los tribunales constitucionales su cumplimiento.

En quinto lugar, es imprescindible fortalecer la idea de escuela como comunidad, la creación de identidad como misión de los titulares, potenciar el sentimiento de pertenencia y mantener las comunidades vivas.

Y, finalmente, hay que favorecer las relaciones con los padres y con las autoridades locales, regionales y nacionales, tanto civiles como eclesiásticas.

Sara Alonso-Alegre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s